Noviembre de 2020

El Bienestar de Los Niños y Las Niñas        

November 2020            print to pdf (74 KB)

Introducción

Cuando te enfrentas a un niño o una niña personalmente frente a ti, su vulnerabilidad es obvia y tú, no le darás la espalda. Cada niño y niña tiene derecho a ser escuchado, nutrido y protegido. La responsabilidad de su cuidado, protección y respeto recae más inmediatamente en sus padres, madres y otros cuidadores principales, pero la sociedad en general también tiene la responsabili-dad de brindar atención médica a cada niño y niña; oportunidades de educación y juego, pro-tección contra la discriminación, la violencia y el abuso, etc.
(British Association for Child and Adolescent Public Health – Asociación Británica de Salud Pública Infantil y Adolescente)

Llamado a la oración

Oh Señor, los niños y las niñas son un regalo para la humanidad, concédeles a cada persona la capacidad de ver tu imagen en cada niño y niña; al hacerlo, trabajaremos por el cuidado y protección de los niños y niñas en lugar de abusar de ellos y ellas y someterles a daños. Ha-cemos esta oración por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Cuando te enfrentas a un niño o una niña personalmente frente a ti, su vulnerabilidad es obvia y tú, no le darás la espalda. Cada niño y niña tiene derecho a ser escuchado, nutrido y protegido. La responsabilidad de su cuidado, protección y respeto recae más inmediatamente en sus padres, madres y otros cuidadores principales, pero la sociedad en general también tiene la responsabili-dad de brindar atención médica a cada niño y niña; oportunidades de educación y juego, pro-tección contra la discriminación, la violencia y el abuso, etc.
(British Association for Child and Adolescent Public Health – Asociación Británica de Salud Pública Infantil y Adolescente)

Llamado a la oración

Oh Señor, los niños y las niñas son un regalo para la humanidad, concédeles a cada persona la capacidad de ver tu imagen en cada niño y niña; al hacerlo, trabajaremos por el cuidado y protección de los niños y niñas en lugar de abusar de ellos y ellas y someterles a daños. Ha-cemos esta oración por Cristo Nuestro Señor. Amén.

Experiencia

• En todo el mundo, 151 millones de niños y niñas están involucrados en el trabajo infantil. De estos, 72,5 millones están involucrados en las peores formas de trabajo infantil, incluida la minería, la construcción, la recolección de residuos, el trabajo doméstico y en las fábricas y la agricultura. Las condiciones peligrosas ponen en peligro la salud, la seguridad y el desarrollo moral de los niños y de las niñas. (World vision.org / Visión mundial.org).
• “Tarikul Islam desearía poder ir a la escuela como los demás niños de su comunidad en Bangladesh, pero hoy el joven de 14 años ha estado trabajando durante cinco años en un taller de automóviles y ha olvidado todo lo que ha aprendido en la escuela. Trabaja entre 12 y 14 horas y gana alrededor de $ 25 al mes para ayudar a mantener a su familia…. Espera aprender a leer y escribir y hacer matemáticas básicas para que algún día pueda tener su propio taller de automóviles. Si puede aprender esas cosas y obtener entre tres y cuatro años más de capacitación, podría ganar alrededor de $ 437 al mes, y esa es su meta «. (© World vision,2017 / ©Visión mundial.org )

• Reflexión

• ¿Cuál es nuestro papel como Mujeres Religiosas de HEND/HENS para mejorar la diferencia en nuestra forma en que cuidamos y respetamos a los niños y niñas en nuestro vecindario y los diversos ministerios donde servimos, lideramos y / o patrocinamos?
• ¿Qué hemos estado haciendo yo/nosotras para defender y proteger la dignidad de los niños y las niñas?
• Reflexionar con “Una letanía en nombre de los niños y niñas”. (versión adaptada)
Oh Dios, el Dios Padre-Madre, el Hijo y Dios, el Espíritu Santo los bendiga.
Oh Santa Madre de Dios y San José, nutre y protégelos.
Por todos los niños y niñas concebidos este día, nacidos este día, bautizados este día y confirmados este día, te agradecemos y pedimos tu bendición.
Por todos los niños y niñas que ingresan a la escuela, te agradecemos y pedimos tu bendición.
Por todos los niños y niñas de una familia unida y amorosa, te agradecemos y pedimos tu bendición.
Por todos los niños y niñas que perseveran en un proyecto que vale la pena, te agradecemos y pedimos tu bendición.
Por todas las organizaciones y grupos organizados para proteger la vida, te agradece-mos y pedimos tu bendición.
Del holocausto del aborto, protéjalos.
Del peligro de exterminio que enfrentan los y las bebés discapacitados, protéjalos.
De las aflicciones de la mente y el cuerpo, protéjalos.
Del abuso físico y sexual, protéjalos.
De las garras de los pornógrafos infantiles, protéjalos.
De la disensión familiar, la violencia y el divorcio, protéjalos.
De los disturbios civiles o la guerra, protéjalos.
Del sentimiento de baja estima y presión de grupo, protéjalos.
De la presión extraordinaria de sus compañeros y compañeras, protéjalos.
Del abuso corporal por alcohol o narcóticos, protéjalos.
De la preocupación por la aceptación y el miedo al fracaso, protéjalos.
De los horrores que enfrentan los niños y niñas de la calle, protéjalos.
Del libertinaje sexual, protéjalos.
De Satanás y sus ayudantes humanos, quienes intentan engatusar, detraer, disminuir o destruir a nuestros hijos e hijas, protéjalos.
(Adaptada de Faithful Catholics / Fieles Católicos)

Acción

• Abogar por el bienestar de los niños y niñas mediante la educación de Padres y Madres de familia, profesores y profesoras.
• Hablar en voz alta cuando seamos testigas de cualquier forma de maltrato de un niño, una niña o niños que viven a nuestro alrededor.
• Respetar y tratar con amor y paciencia a los niños y niñas de la Educación infantil / Primaria a las que nos dirigimos o enseñamos.
• Orar por todos los niños y niñas sometidos a todas las formas de esclavitud en nuestro mundo.

Oración final

Amado Señor, tu Palabra está llena de relatos de protección milagrosa. “Reclamamos ese poder para los niños y niñas vulnerables. Haz que tus pequeños y pequeñas sean invisibles para las personas que buscan explotarlos. Susurra en los oídos de los niños y niñas que corran y se escondan hasta que pase el peligro. ” (Wounded Women Project / Proyecto Mujeres Heridas)
“Denle el favor al débil y al huérfano, hagan justicia al que sufre y al pobre; si los ven tan débiles e indigentes, sálvenlos de la mano de los impíos.” Amén. (Salmo 82,3-4 Biblia latinoamericana)

Preparada por Sarah Tanjo HEND/HENS, AF, Sierra Leone, para la Oficina International de Shalom, Roma, Italia.
Gráfico de la Dirección orientadora, 24th Capítulo General. Diseño: Oficina Congregacional de Comunicación
Traducción al español: Hna. M. Yvonne Nosal, HEND

Print Friendly, PDF & Email