Reflexión Internacional de Solidaridad

Educación para todos

Mayo 2018

pdf para imprimir  (85 KB)

Introducción

“Apremiadas por el amor de Cristo, optamos por cumplir nuestra misión a través de nuestro servicio apostólico, orientado hacia la educación. Para nosotras, educar significa conducir a la persona hacia la plenitud de su desarrollo como criatura de Dios, hecha a su imagen, y ayudarle a usar sus dones para la construcción de un mundo más humano. Como la Madre Teresa, educamos con la convicción de que el mundo puede ser cambiado a través de la transformación de los hombres. Nuestro servicio apostólico requiere, por lo tanto, una visión cristiana de la vocación del hombre y del destino del mundo.” (SE C 22)

“La educación no puede ser neutral. Es o positiva o negativa; o enriquece o empobrece; o hace que una persona se desarrolle o la deprime, hasta puede corromperla. …
La misión de una escuela es desarrollar el sentido de lo verdadero, el sentido de lo bueno y el sentido de lo bello. Y esto ocurre a través de un rico camino hecho de muchos ´ingredientes´. ¡Es por eso que hay tantos sujetos! Porque el desarrollo es el resultado de varios elementos que interactúan y estimulan la mente, la consciencia, los afectos, el cuerpo, etc.” (Una cita de  Alocución a Estudiantes y Docentes de toda Italia, 10 de mayo de 2014, del Papa Francisco)

Llamado a la oración

Dios Creador, nos has hecho a tu imagen y semejanza dándonos tus regalos de conocimiento y sabiduría. Redespierta en nosotros el deseo y el fervor de compartir incondicionalmente tus dones. Cuando capacitamos a otros para alcanzar su pleno potencial de ser y llegar a ser podemos impactar profundamente sus vidas. Bendice los esfuerzos de los maestros, padres, tutores y personas de buena voluntad que siguen sosteniendo programas educacionales en diferentes partes del mundo. Que, en el espíritu de nuestra fundadora la Beata M. Teresa de Jesús Gerhardinger, lleguemos a los pobres de los más pobres, transformando sus vidas. Amén.

Experiencia

Kenya como país  ha sufrido muchas reformas en lo que respecta a la educación. Algunas de esas reformas están en la educación formal donde está prescrito que cada uno debe saber leer y escribir.

La educación formal se ve ante una cantidad de desafíos en el país porque no todos la aceptan. Las personas más afectadas son las niñas y las mujeres. Para un país africano, aceptar la educación formal para mujeres y niñas es un desafío, ya que la cultura considera a los hombres superiores a las mujeres.

Siendo educadora en Kenya he tenido oportunidad de acompañar a una de las niñas en la escuela secundaria. Nekesa viene de una familia que tiene problemas económicos, pero sus padres han alentado a sus hijos a ir a la escuela para recibir una educación formal.

La educación como un todo involucra muchos aspectos de la vida; un aspecto desafiante es la importancia de desempeñarse bien académicamente. Nekesa, siendo una joven sedienta de educción, se ha desempeñado bien en sus estudios. Hasta encabeza a su clase. Pero su problema es que en su clase no hay ni uno que pueda competir académicamente con ella. Siempre está a la cabeza de su clase en cuanto al rendimiento. A pesar de haber sido seleccionada para la admisión en la Escuela Nacional con los estudiantes de mayor rendimiento, sus padres sólo pudieron pagarle las cuotas para una escuela local que admite  estudiantes de bajo rendimiento.

Además de carecer de un competidor de rendimiento, Nekesa enfrenta otro desafío en la escuela: una carencia de necesidades básicas. Nekesa está en una escuela con internado y sus padres tienen que pagar para ella las necesidades básicas exigidas por la escuela. Sin embargo, no siempre pueden pagárselas, ya que sus entradas son muy bajas y tienen que atender en la familia también a los otros hijos.

Como alumna de una escuela secundaria está en su adolescencia y se halla ante el desafío de la presión por parte de sus pares. Sus compañeros de curso le hacen bromas pesadas para saber si tiene un amigo varón. Esto la molesta muchísimo, ya que para ella la educación viene primero. De manera que aquí está este desafío extra de no encajar en la sociedad por el hecho de que no conforma las demandas de sus pares. En total, tiene muchos desafíos en su búsqueda de una educación a fin de mejorar su futuro.

Reflexión

  • ¿Ante qué desafíos se encuentran los estudiantes de sus escuelas? ¿Cómo podemos ayudarles a enfrentar exitosamente estos desafíos?
  • ¿Qué podemos hacer para ayudar a los estudiantes que rinden bien en las materias pero no pueden permitirse ir a mejores escuelas? ¿Cómo podemos ayudarles a llegar a “la plenitud de su desarrollo”?
  • ¿Qué caminos pueden seguirse para apoyar a estudiantes que no pueden pagar las necesidades básicas a fin de mejorar su educación?

Acción

  • Ayude durante este tiempo pascual a una persona que enfrenta un desafío educacional.
  • Contribuya con ayuda  material o económica a una escuela que pueda adquirir instrumentos de enseñanza y aprendizaje que promuevan una educación de calidad en áreas locales.
  • Encuentre maneras creativas de educar a mujeres que a su vez beneficiarán a la sociedad por su educación.

Oración final

Te agradecemos y te bendecimos, Dios Amor, por el don de la educación. Capacita a cada una de nosotras para encontrar nuevas, creativas maneras de educar con la pasión de transformar a nosotras mismas y a otros. Bendice a todos los educadores con una visión mundial en su servicio a la humanidad. Que la educación siga iluminando nuestro caminar hacia Dios. Amén.

Preparado por las Hermanas del área de Kenya, AF, para la Oficina Internacional de Shalom, Roma, Italia

Gráfico tomado de la Declaración Orientadora, 24o Capítulo General. Diseño: Oficina Congregacional de Comunicaciones.