Love gives everything graphic

Reflexión Internacional de Solidaridad

 Un corazón abierto al mundo

Julio 2022                                 Use link to Print PDF Version (47  KB)

 Introducción

Millones de personas han sido desplazadas debido a la guerra o se han visto obligadas a migrar debido a las condiciones provocadas por nuestro clima cambiante, la inestabilidad económica o política y las amenazas de violencia, dejándolos vulnerables a la trata de personas y otras formas de explotación. El Papa Francisco nos llama a acoger, proteger y respetar a todos los que se ven obligados a huir de su hogar. Tomemos un tiempo este mes para considerar formas en que podemos ser más acogedoras y solidarias con quienes son desplazados y vulnerables, al mismo tiempo que fomentamos acciones para abordar las injusticias sistémicas que conducen a estas situaciones.

Llamado a la oración

Dios de compasión y Espíritu de esperanza, abre nuestros corazones al sufrimiento del mundo. No para acumular información o satisfacer la curiosidad, sino para tomar dolorosa conciencia, para atrevernos a convertir lo que le está pasando al mundo en nuestro propio sufrimiento personal y así descubrir qué podemos hacer cada uno de nosotros al respecto. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén. (Inspirado en Laudato Si’ #19)

Experiencia

Dios de compasión y Espíritu de esperanza, abre nuestros corazones al

La guerra en Ucrania y otros conflictos han llevado a un gran número de personas obligadas a huir de sus hogares por encima del hito de 100 millones de personas por primera vez en la historia registrada. (ACNUR) Todos los días, miles de personas se ven obligadas a abandonar sus hogares, a veces poniendo sus vidas en manos de traficantes en busca de una vida mejor. A los 17 años, Mary hizo exactamente eso. Sintió que no había futuro para ella en su hogar en la ciudad de Benin, Nigeria, por lo que buscó oportunidades en otros lugares. La pusieron en contacto con un hombre, Ben, quien prometió pagarle el viaje a Italia y usar sus conexiones para encontrarle trabajo en un restaurante. En cambio, se aprovechó de su vulnerabilidad y Mary se vio obligada a participar en el tráfico sexual.

 Después de soportar una semana de explosiones de bombas y bombardeos, Victoria huyó de Ucrania con sus hijos, dos amigos y una bolsa. Dejó a su esposo y todo lo demás atrás. En la frontera con miles de otros refugiados, esperó más de 12 horas bajo un frío helado antes de cruzar a Polonia. “¿Cómo se siente alguien que lo obligan a salir de su país, que lo obligan a dejar atrás a sus seres queridos? ¿O estar exhausto despertando con sirenas, llevando a nuestros hijos al refugio por la noche? ¿Quién nos acogerá en esta tierra extraña?

Monse y sus dos hijos han estado viviendo bajo lonas en las calles de Juárez, México durante dos meses. Ella y su familia buscan asilo en los Estados Unidos para escapar de la violencia que amenaza su seguridad en casa. Se encuentran entre los miles de toda América Central que huyen de la violencia y la pobreza extrema. Pero las regulaciones estadounidenses los hacen esperar en México hasta que se considere su caso. Por lo tanto, viven en la calle, vulnerables a la explotación y el tráfico. Además de cuidar a sus dos hijos, esta enérgica joven de 23 años, portapapeles en mano, también cuida de las decenas de personas que comparten su espacio en la calle. ¿Qué tan mal debieron haber sido las cosas en casa para que Monse y los demás se embarcaran en este viaje de dificultades e incertidumbre? Qué fe debe tener.

Reflexión

“Esperamos un cielo nuevo y una tierra nueva, donde la justicia habite” (2 Pedro 3:13). La justicia es uno de los pilares del Reino de Dios. En nuestro esfuerzo diario por hacer la voluntad del Señor, la justicia necesita ser edificada con paciencia, sacrificio y determinación, para que todos los que tienen hambre y sed de ella sean saciados (cf. Mt 5, 6)… Pero por esta maravillosa??? Para que reine la armonía, debemos acoger la salvación de Cristo, su Evangelio de amor, para que se eliminen las múltiples formas de desigualdad y discriminación del mundo actual. Nadie debe ser excluido. El plan de Dios es esencialmente inclusivo y da prioridad a quienes viven en las periferias existenciales. Entre ellos hay muchos migrantes y refugiados, personas desplazadas y víctimas de la trata”. (Del Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado 2022)

¿Qué hago para acoger al forastero y ayudar al vulnerable? ¿Los veo en mi comunidad? Si es así, ¿los reconozco como un reflejo de lo Divino?

 “En fidelidad a nuestro carisma y la misión de unir a todos, nos comprometemos a vivir de manera más simple, responsable y sostenible y a educar, abogar y actuar en colaboración con otros por la dignidad de la vida y el cuidado de toda la creación.” – Compromiso Público de la Plataforma de Acción SSND Laudato Si’.

¿Cómo podría una adopción más firme de este compromiso ayudar a abordar los sistemas económicos y sociales que con demasiada frecuencia conducen a la explotación de las personas y el planeta?

 Acción

  • Orar – La oración nos impulsa a amar y nos inspira al servicio. Recursos de oración Hermanas de Notre Dame/Hermanas de las Escuelas de Nuestra Señora.
  • Bienvenida: Explore o amplíe los esfuerzos para dar la bienvenida a los cansados que buscan refugio u oportunidades en su comunidad. Apoye los esfuerzos de HEND/HENS para ayudar a los refugiados ucranianos y otros.
  • Educar/Crear conciencia: Resalte historias, situaciones y hechos de la vida real, lo que ayudará a disipar los mitos (como la teoría del gran reemplazo) que se utilizan para excluir, explotar y discriminar.
  • Defender/Apoyar: Alce su voz en solidaridad con los vulnerables y en colaboración con otros (Talitha Kum, Pax Christi International, La Economía de of Francesco, Caritas, etc.) para asegurarse de que todos sean respetados y protegidos y para abogar por los cambios. en los sistemas y prácticas que dejan a tantos vulnerables y sujetos a la trata de personas, la explotación y la discriminación.
  • Actuar: Explore formas en que puede ajustar sus elecciones de estilo de vida para vivir de manera más simple, responsable y sostenible.

 Oración final

Dios de todos – danos corazones que se abran cuando nuestros hermanos y hermanas claman. Entonces ciertamente todas estas cosas seguirán: Los oídos ya no ensordecerán a sus voces. Los ojos verán un momento de gracia en lugar de una amenaza. Las lenguas no serán silenciadas, sino que abogarán. Y las manos se extenderán, dando la bienvenida a los cansados, trabajando por la paz en su patria, trabajando por la justicia en las tierras donde buscan refugio y trabajando para proteger nuestro hogar común, por el bien de toda su creación. Señor, protege a todos los que buscan refugio y protección de la explotación. Que encuentren en mí un amigo y así me hagan digno del refugio que he encontrado en ustedes. Amén. (Adaptado de Catholic Relief Services’- Una oración por los refugiados.)

Preparado por Tim Dewane, Provincia del Pacífico Central, para la Red Internacional Shalom.
Gráfico tomado de la Declaración de Orientación, 24º Capítulo General.
Diseño: Oficina de Comunicaciones de la Congregación.

Traducción: Hna.Yvonne Nosal