Reflexión Internacional  de
Solidaridad

Contra la trata de personas

Julio 2018

pdf para imprimir (82 KB)

Introducción

La trata de personas se lleva a cabo tanto en áreas rurales como urbanas. Personas de todos los ámbitos de la vida participan voluntariamente en la explotación sexual comercial, trabajo forzado, servidumbre doméstica, matrimonios forzados y sustracción de órganos de millones de mujeres, niños y hombres. Casi un tercio de todas las víctimas de la trata de personas son niños, y más del 70% son mujeres y niñas. Esto es espantoso, ya que es más generalizado de lo anteriormente reconocido. (Fuente: UNODC Global Report on Trafficking in Persons 2016)

La fiesta de Sta. Josefina Bakhita el 8 de febrero y el Día Mundial Contra la Trata de Personas el 30 de julio nos llaman a asumir la responsabilidad por hacernos conscientes respecto a la situación de las víctimas de la trata de personas y por la promoción y protección de sus derechos. Sabemos muy bien  que mucha gente está comprometida con esfuerzos de concientización para combatir la trata de personas. Sin embargo, pese a la concientización contra la trata, a menudo algunos sobrevivientes son explotados nuevamente.

Llamado a la Oración

Jesús dijo: “No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores, para que se conviertan.” (Lc 5,32). Cuando rezamos por el final de la horrible injusticia de la trata de personas, fácilmente nos olvidamos de nuestros propios pecados que participan de esta atrocidad. Reconozcamos que luchamos con el egoísmo, la lujuria y la codicia que alimentan el mal de la trata de personas. Pedimos perdón por nuestros pecados y rogamos a Dios que nos capacite para servir, amar y lograr un cambio.

Experiencia

Cada año, miles de migrantes pagan por ser traficados desde las naciones africanas por Libia a Europa. La ruta a través de Libia es un destino común para la trata de personas en África, donde los traficantes hacen su negocio abiertamente; se dice que es muy peligroso. Es un viaje de meses, durante el cual las víctimas son sometidas a un tratamiento inhumano. Son llevadas a centros de detención, maltratadas, vendidas y revendidas en mercados libios de esclavos y forzados a trabajar en la prostitución a fin de pagar su viaje a Italia. Muchos migrantes son asesinados en el proceso.

Blessing, una mujer de negocios del Estado de Edo en Nigeria, recibió de un traficante la promesa de que podía ganar más dinero en Europa. Fue presentada a Oveke, un corredor conocido como traficante, que le hizo pagar 500,000 Naira (] ,400 USD) por ayudarle a llegar a Europa. El dinero se debía pagar al llegar a Libia. Blessing, con la esperanza de que llegaría a Europa, vendió sus bienes para conseguir el pasaje. Luego, con otras cuatro chicas jóvenes del Estado de Edo, se metió en un viaje por Libia a Italia. Las chicas fueron trasladadas a una localidad diferente, Auchi, para esperar su transporte mientras los corredores las prepararan para el viaje. En Auchi, Oveke les dio preservativos y les mandó que no lucharan si en Libia fuesen violadas, que confiaran en Dios, que llegarían a Europa. Esto dio mucho miedo a Blessing, pero todavía tomaron el autobús nocturno al norte.

“Las puertas fueron cerradas detrás de nosotras,” dijo. “Me alegré de que Oveke no estaba en el autobús; así pude convencer a una de las chicas a volver a casa conmigo, porque tuve tanto miedo de ser violada. Las dos saltamos en el próximo centro de mercado. Pudimos sacar pasajes en el autobús que a la mañana volvió a nuestro pueblo. Al menos estamos a salvo.”

Las otras tres, con mucha gente que viajaba a Europa, siguieron su viaje a Kano, luego a Agadez y de Agadez a Libia, donde los corredores fueron pagados. (Fuente: Como fue narrado a Sr. Beatrice in Nigeria. Una historia similar puede encontrarse en CNN online.)

Reflexión

En la fiesta de Sta. Josefina Bakhita, el 8 de febrero de 2018 el Papa Frencisco apremió a cada uno, ciudadanos e instituciones, a unir fuerzas para impedir la trata de personas y asegurar protección y ayuda para las víctimas. El Papa observó que muchos migrantes son forzados a optar por canales ilegales de migración, donde son sometidos a abusos de toda clase, explotación y esclavitud. Niños y adultos son engañados y llevados a lugares desconocidos para propósitos de explotación sexual y trabajo forzado. Destacó los problemas en la sociedad que hacen posible la esclavitud de tiempos modernos: ignorancia, falta de disposición para admitir el problema, e hipocresía. (Fuentes: Papa Francisco, Audiencia General del 7 de febrero 2018, y Vatican News: Pope Francis: Human trafficking is a crime against humanity, 12 de Febrero  de 2018)

¿Cuántas veces encontramos víctimas de la trata humana? ¿Las reconocemos en nuestra sociedad? ¿Qué hemos hecho para ayudar a estas víctimas?  

Estamos llamadas a centrarnos en las diversas formas de complicidad con que la sociedad tolera y alienta el comercio sexual y la explotación de personas.

Estamos por lo tanto animadas a rezar por las víctimas y a oponernos a lo que el apóstol Pablo llamaba “los espíritus del mal” (Ef. 6,12) detrás de esta explotación de personas. Tenemos un tremendo poder si nos unimos. Y un poder aún mayor si rezamos al rey de los reyes en esta intención.        

Acción

  • Organice un evento de toma de conciencia. Por ejemplo, mirar y discutir películas sobre la trata de personas con los colaboradores.
  • Trabaje con la comunidad local para ayudar a detener la trata apoyando a una víctima o dispersar la toma de conciencia de la trata de personas.
  • Reflexione cobre los temas de la trata de personas en su área.
  • Reúnase con los sobrevivientes de la trata de personas y aprenda los signos de la esclavitud del tiempo moderno.

Oración final

Señor Jesús, fortifícanos, ilumínanos, facúltanos y llénanos con la doble porción de tu espíritu santo, el espíritu de valentía y fortaleza, para que podamos defender lo que es justo y verdadero. Ayúdanos a ser comprensivas y compasivas con los necesitados, a amarlos como tú los amas. Te lo pedimos por la intercesión de Sta. Josefina Bakhita. Amén.

Preparado por Sister Beatrice, Provincia AF – La Gambia para la Oficina Internacional de Shalom,  Roma, Italia

Gráfico tomado de la Dirección Orientadora, 24° Capítulo General . Diseño: Oficina Congregational de Comunicaciones

Print Friendly, PDF & Email