Love gives everything graphic

Reflexión Internacional de Solidaridad

Migrantes, refugiados y refugiadas

neero de 2021  print to pdf 75

Introducción
«Imagina un mundo en el que tu nacionalidad no importara tanto como tu humanidad». (Daniel Refugee, Servicio Jesuita a Refugiados, Reino Unido.)                                           

El domingo 27 de septiembre de 2020, el Papa Francisco celebró la 106a Jornada Mundial de los Migrantes y Refugiados. En su mensaje titulado “Obligado como Jesucristo a huir. Acogiendo, protegiendo, promoviendo e integrando a las personas desplazadas internas ”, abordó las necesidades de las personas descartadas por la sociedad.    (Papa Francisco)

Llamado a la oración
Creador compasivo y vivificante, profundiza en nosotras la comprensión de que Jesús mismo enfrentó la incertidumbre y la tragedia de verse obligado a huir para que podamos ver los problemas que enfrentan tantas personas en nuestro mundo de hoy. Con el Papa Francisco, que podamos ver “en los rostros de los hambrientos, sedientos, desnudos, enfermos, extraños y presos … el rostro de Cristo que nos suplica ayuda”. (Papa Francisco) En el espíritu de la Madre Teresa, que cada una de nosotras haga lo que Dios nos diga al responder a esta terrible situación en nuestro mundo. (Ref.  SE, DG 30)

Experiencia

“Cuando hablamos de migrantes y personas desplazadas, con demasiada frecuencia nos detenemos en las estadísticas. Pero no se trata de estadísticas; se trata de personas reales ”. (Papa Francisco) Nunca antes en la historia, el destino común nos ha llamado a buscar un nuevo comienzo … una nueva reverencia por la vida … por la justicia y la paz ”. (Carta de la Tierra) Hasta julio de 2020, casi 80 millones de personas en todo el mundo están desplazadas de sus hogares. 26 millones se vieron obligadas a huir de sus propios países por completo … convirtiéndose en refugiados y refugiadas. ¿Por qué? Por guerra, violencia, inundaciones, sequía. (Consejo Noruego para los Refugiados de 2019) Los hechos y cifras de todo el mundo muestran que hay 26 millones de refugiados y refugiadas en todo el mundo, la mitad, o sea, ¡13 millones son niños! El 85% de los refugiados y refugiadas están siendo acogidos en países en desarrollo que ya luchan por mantener a sus propios ciudadanos.     ¡1,4 millones de refugiados necesitan reasentamiento ahora! (Visión mundial; Noticias de la ONU)

“Muchos países europeos están deportando a las personas que buscan asilo en países donde podrían sufrir tortura, violación e incluso la muerte”. (Ahora es el momento: Amnistía Internacional) Algunas personas las están deportando a pequeños campos de detención en el mar en pequeñas islas, algunos más pequeños que muchos aeropuertos. El resultado: altas tasas de trauma mental, autolesiones e intentos de suicidio entre adultos, adultas, niños y niñas. (Naura: la vergüenza de Australia y una advertencia para Europa: Amnistía Internacional)

Reflexión

Todos los días, personas de todo el mundo abandonan sus hogares en busca de una vida mejor y más segura. Tras la destrucción en 2017 de “The Jungle” (“La Selva”), un campo de refugiados y refugiadas en Francia, las condiciones para las personas vulnerables que esperaban condiciones de vida seguras empeoraron en la parte norte de ese país. Los políticos locales declararon ilegal el suministro de alimentos en determinadas zonas. La policía francesa antidisturbios monitoreó, interrogó e interrumpió a las y los voluntarios durante la distribución de alimentos en las nuevas ubicaciones permitidas para refugiados y refugiadas. Laudato Si afirma que no podemos cuidar del resto de la naturaleza “si nuestro corazón carece de ternura, compasión y preocupación por nuestros semejantes”. (Laudato Si ‘ # 91)

Las Hermanas Educadoras de Notre Dame/Hermanas de las Escuelas de Nuestra Señora tiene el compromiso de promover la dignidad humana y proteger a las personas vulnerables. “Educamos, abogamos y actuamos en colaboración con otras personas por la dignidad de la vida y el cuidado de toda la creación”. (El amor da todo,  Declaración Orientadora de las Hermanas Educadoras de Notre        Dame/Hermanas de las Escuelas de Nuestra Señora, 24 ° Capítulo General).

Acción

“Debemos recuperar la convicción de que nos necesitamos unos de otros, de que tenemos una responsabilidad compartida por las demás personas y el mundo”. (Circular del Consejo General, 17 de   septiembre, 2020) Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo nosotras y aquellas personas entre  quienes trabajamos podemos responder:

  • Preguntar ¿de dónde viene la gente y por qué?
  • ¿Cuántos niños, niñas, estudiantes, tienen refugiados/as o migrantes en su derredor?
  • Seguir la historia de los refugiados/as en su país.
  • Aprender a decir algunas cosas en un idioma nuevo.
  • Los coros escolares podrían crear una canción sobre la bienvenida a los refugiados y refugiadas.
  • Aprenda 5 datos sobre los refugiados y refugiadas.
  • San Albano es el patrón de los refugiados y refugiadas. Su fiesta es el 22 de junio. ¿Qué podemos aprender de él?
  • ¿Cuál es la diferencia entre migrantes y refugiados/as?
  • Añadir tu voz a una petición, tomar medidas a nivel local e instar al gobierno a cumplir los compromisos de asentar a más migrantes y refugiados/as. Apoyar con tu firma las Redes de Justicia y Paz.
  • Orar todos los días con fervor por los migrantes, refugiados, refugiadas y personas desplazadas, consciente de que: “Detrás de las estadísticas hay personas llenas de experiencias únicas de vida y sueños para el futuro. Son madres que anhelan volver a casa, padres que anhelan trabajar de nuevo, niños y niñas que buscan una infancia ”. (Cuerpo de misericordia)

 

Oración final

San Albano, nos diste un ejemplo de hospitalidad al abrir su hogar a una persona necesitada, y como resultado de este encuentro, fuiste completamente cambiado. Te pedimos que a través de tu intercesión y en el espíritu de la Beata Teresa de Jesús, podamos ser valientes para ayudar a aquellas personas  que se ven obligadas a huir de sus hogares en busca de seguridad. Que “nos llamemos a nosotras mismas y a otros a encarnar los valores evangélicos y a vivir las enseñanzas sociales de la iglesia”. (SE, DG 33a) Que nuestra experiencia durante la pandemia no sólo nos ayude a sentir empatía por las experiencias de las y los refugiados y migrantes, sino que también alimentemos un llamado persistente al cambio. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.


Preparada por Paulette Tomlinson HEND, Contacto de  Shalom, Provincia Atlántico  Medio Oeste
Graphic: Directional Declaration, 24th General Chapter. Design: Congregational Communications Office

Print Friendly, PDF & Email