PALABRA DE DIOS: … dirigiendo su Mirada sobre los que estaban sentados alrededor de él, dijo: “¡Estos son mi madre y mis hermanos! Porque el que hace la voluntad de Dios, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre.” (Mc 3,34-35) “Porque el Hijo del hombre no ha venido para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos”   (Mc 10, 45)

NUESTRA CONSTITUCIÓN: El amor nos impulse a unir nuestra voluntad con la voluntad de Dios. (SE, C 19)

OREMOS:  Señor Jesucristo: La Beata Hermana María Antonina. Fortificada por la gracia, siguió tu ejemplo, dispuesta a aceptar los defectos, insultos, persecución y aún la muerte por el Reino de Dios. En este tiempo de nuestra historia, cuando la violencia, las mentiras y la brutalidad tantas veces nos sobresaltan, concede que hallemos la fuerza para superar cualquier dificultad cumpliendo la voluntad de Dios.

 

Beata Hermana María Antonina,
Obediente a Dios en todo,
¡RUEGA POR NOSOTROS!

Print Friendly, PDF & Email