PALABRA DE DIOS:  Éste es mi mandamiento: Ámense lo unos a los otros, como yo los he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos.  (Jn 15, 12-13)

NUESTRA CONSTITUCIÓN: Al acrecentarse nuestra relación íntima con Cristo, Él nos va liberando para un Nuevo y más profundo amor. Así nos hacemos semejantes a Él y damos testimonio de su amor universal a la Iglesia, y de su alianza liberadora con la humanidad.  (SE, C 13)

OREMOS: Señor Jesucristo: La Beata Hermana María Antonina estaba convencida de que el amor perseverante tiene el poder de curar. Sin embargo, hoy la hostilidad y la violencia continuadas están destruyendo familias, culturas y sociedades; el mundo todavía está roto y dividido por injusticia y conflictos raciales, étnicos y nacionales. Te pedimos que nos concedas el valor de ser testigos de la unidad en un mundo dividido y de hacer un esfuerzo hacia la reconciliación dondequiera estemos.

 

Beata Hermana María Antonina,
Venciendo el mal con auténtico amor,
¡RUEGA POR NOSOTROS !

Print Friendly, PDF & Email