PALABRA DE DIOS: Jesús, conociendo sus pensamientos, tomó a un niño y acercándolo, les dijo: “El que recibe a este niño en mi nombre, me recibe a mí, y el que me recibe a mí, recibe a aquél que me envió.”  (Lc 9, 47-48)

NUESTRA CONSTITUCIÓN: Apremiadas por el amor de Cristo, optamos por cumplir nuestra misión a través de nuestro servicio apostólico, orientado hacia la educación. Para nosotras, educar significa conducir a la persona humana hacia la plenitud de su desarrollo como criatura de Dios, hecha a Su imagen, y ayudarle a usar sus dones para la construcción de un mundo más humano. (SE, C 22)

OREMOS:  Señor Jesucristo: La Beata Hermana María Antonina otorgó amor maternal a los niños, especialmente los pobres y abandonados, y orientó sus corazones hacia Dios. La juventud vio en ella una madre que se preocupaba por su maduración a una auténtica humanidad. Te pedimos que nos concedas la gracia de poder apoyar a los niños y jóvenes del mundo de hoy en su desarrollo a la plenitud de la humanidad.

Beata Hermana María Antonina,
Cariñosa y creativa
en la obra de la educación,
¡RUEGA PO NOSOTROS!

Print Friendly, PDF & Email